La nueva tecnología ofrece a los clientes de las aerolíneas la experiencia digital que han estado buscando y esperando. Para las líneas aéreas, este es otro paso para convertirse en minoristas expertos.

Para sus clientes, significa una mayor satisfacción como cliente.

No hace mucho tiempo, la industria aérea se centró principalmente en las maneras de reducir los costos y aumentar la eficiencia para competir efectivamente y en última instancia, permanecer en los negocios.

De esta forma nacen por ejemplo conceptos de negocios tales como las líneas aéreas de bajo costo que, justamente es gracias a la tecnología digital como logran conceptualizar un giro en el negocio.

Otra giro dentro del nicho de las aerolíneas son aquellas que se especializan en brindar servicios ejecutivos.

Ya sea desde poner a la venta de aviones o helicópteros o rentarlos para facilitar los viajes de sus clientes sin tener que ajustarse a un horario específico y todo lo pueden realizar de forma digital, desde la reserva hasta el pago.

Sin lugar a dudas, este tema de la experiencia digital sigue siendo importante incluso necesaria, pero la reciente aparición de la experiencia del cliente como un diferenciador clave de la marca está reformando el desarrollo de las estrategias y actitudes de las compañías aéreas hacia sus pasajeros.

Gran parte de este cambio se puede atribuir a la realización por parte de la industria de que los volúmenes de datos de pasajeros generados por tecnología robusta pueden ser recolectados e interpretados, con los instrumentos adecuados para proporcionar información valiosa sobre el comportamiento y las experiencias de los clientes.

A su vez, esta información puede ser utilizada por aerolíneas con soluciones centradas en el cliente, para desarrollar ofertas personalizadas de productos / servicios para satisfacer las necesidades y deseos únicos de los clientes y mejorar su experiencia en cada punto de contacto de sus clientes, teniendo en cuenta los factores operacionales.

Los recursos valiosos son desperdiciados, si la tecnología empleada para entregar estas ofertas a los clientes a través de diversos canales directos e indirectos es obsoleta, ineficiente e inconsistente.

Por lo tanto, algunas de las decisiones más importantes de la venta al por menor que una línea aérea puede hacer alrededor de la ejecución de la oferta, la presentación óptima de una oferta al cliente es contar con herramientas valiosas para ir captando la información y mejor aún, poder sacarle el mayor de los provechos

En este sentido, una fuente de información importante es con respecto al aumento de las estadísticas de dispositivos móviles

Para muchas industrias e individuos por igual, el móvil se ha convertido en la plataforma preferida para llevar a cabo negocios.

El mercado actual se mueve rápidamente, lo que hace que la capacidad de los dispositivos móviles, como los teléfonos inteligentes y las tabletas, sean especialmente atractivos.

Datos como el saber que 3,2 mil millones de personas que es aproximadamente el 44% de la población mundial tendrán acceso a Internet y 2 mil millones estarán utilizando dispositivos móviles para hacerlo y todo esto tan solo para este año.

Para las aerolíneas, esto proporciona una oportunidad única de incorporar datos de pasajeros con tecnología de conocimiento del contexto para mejorar la experiencia del cliente comenzando con las compras y finalizando con el seguimiento posterior al viaje.

Por supuesto esto se nota al incrementarse el uso de un dispositivo móvil para evitar las largas filas tan solo para hacer reservas, la documentación de un vuelo o contar con los pases de abordar, esto gracias a  una experiencia digital más personalizada a su propio ritmo, a menudo fuera del mismo aeropuerto u oficinas de las aerolíneas.